viernes, 2 de octubre de 2015

Llegada a Bolonia


Como veis, estoy cogiendo el buen ritmo con esto de los diarios y hoy me decido a empezar con el diario de Bolonia.

Por si no lo sabéis Italia es mi país preferido por antonomasia y esta era la 5º vez que viajaba al país de mis amores.

En este viaje no me pudo acompañar mi marido, que por aquel entonces era mi novio todavía, así que se lo propuse a mi segunda alma gemela en esto de los viajes, mi madre, y ya os podéis imaginar lo que me contestó.

Así que antes de que se arrepintiera, cogí los vuelos y así ya no tenía escapatoria, jajajaja.

Como tenía vacaciones cogí el vuelo de jueves a domingo y aprovechábamos un fin de semana largo para explorar esta zona italiana.

Los vuelos eran con Ryanair desde Valencia y la salida estaba programada para el jueves a las 20:00, así que un poco antes mi padre nos llevó a las dos en coche al aeropuerto y ahí estábamos las dos esperando a que saliera nuestro vuelo.

En dos horitas y poco ya estabamos aterrizando en el aeropuerto de Bolonia. 

Ha varias formas de llegar al centro de la ciudad pero nosotras optamos por la más barata. Cogimos a la salida del aeropuerto un bus de línea metropolitana que nos dejó en la estación central. El precio del trayecto es poco más de un euro y en una media hora estás en la estación central pero si queréis otra opción tenéis el "Aerobus". El precio del trayecto del Aerobus es de 5€ y llega hasta la Estación de tren de Bolonia, a unos 10 minutos a pie del centro de la ciudad. El Aerobus sale del aeropuerto cada 15 minutos desde las 5:30 de la mañana hasta las 11 de la noche.

La parada del aerobus está saliendo del aeropuerto de Bolonia a mano derecha, al final de la Terminal. Lo indican en varios carteles, pero es una información que nunca viene mal y a nosotros nos hubiese ido genial para no tener que dar un par de vueltas antes de encontrarla.

Hay una máquina expendedora de tickets, pero no tiene cambio. Sólo puedes meter las monedas exactas del importe del billete. 

Una vez llegamos a la estación central, salimos a la puerta principal y ahí cogimos el bus número 25 que nos dejaba cerca del hotel.

Nuestro hotel era el Fiera Bologna, que está en Via Stalingrado 82, llegamos al hotel sobre las 10:00 de la noche, así que nos fuimos directas a la habitación y cenamos un bocata mientras veíamos el primer partido de España en el mundial de Brasil. (Que recuerdos de cuando vimos la final del mundial, también las dos juntas, en Varsovia mientras estábamos de viaje en Polonia.

En realidad, este viaje nos salió muy barato y aunque Bolonia no es de las ciudades de Italia que más me gustan, he de decir que San Marino me encantó y ya por eso vale mucho la pena viajar a esta parte del mundo.

PRESUPUESTO

- Vuelos Valencia- Bolonia- Valencia con Ryanair: 55 euros por persona.
- Hotel Fiera Bologna: 120 euros/ 3 noches.
- Tren Bolonia- Rimini- Bolonia: 15 euros por persona
- Bus Rimini- San Marino- Rimini: 9 euros por persona
- Tren Turístico San Marino: 5 euros por persona

Total: 288 euros
Precio por persona: 144 euros

No pongo los gastos de comidas, regalos y compras porque eso ya depende de cada uno, pero como veis nos salió genial esta escapada.

lunes, 28 de septiembre de 2015

Muro de Berlin y regreso a casa

Hola!!!

Aquí estoy de nuevo intentadome ponerme al día en todos los diarios que me quedan por hacer todavía (Roma, Granada, Andorra, Bolonia, San Marino, Costa Este y Nueva York) y como Berlin es el único que estaba casi terminado, pues sólo le falta una etapa, he decidido acabarlo para poder tacharlo ya de mi lista de pendientes.

Bueno, pues este día era nuestro último día en Berlín. Era domingo y nuestro avión salía sobre las 4 de la tarde, así que podíamos aprovechar un poco la mañana para ver algo de lo que nos quedara y estar en el aeropuerto a tiempo para volar con destino a casa.

Pues nada, dejamos las maletas en el apartamento porque no íbamos a ir con ellas todo el día. No estaba dispuesta a eso ni de coña y nos fuimos en dirección al metro de Turmstrasse. Nuestra intención era ver el muro de Berlin y callejear un poco por la zona del muro, volver al apartamento, coger las maletas y comer por la zona del apartamento para ya irnos camino al aeropuerto y llegar con tiempo. 

Menos mal que no planteamos muchas más cosas para esa mañana, porque ya os contaré luego...

Pues nada, cogimos el metro y nos fuimos hacia la East Side Gallery o lo que es lo mismo, hacía el natiguo Muro de Berlín.

El metro en su línea 1 para relativamente muy cerca de esa zona en la parada del metro de Warschauer Strasse pero ese día con el frío que hacía las distancias se hacían eternas. 



Fuimos callejeando por la zona y parándonos a hacernos fotos junto al rio Spree hasta que llegamos al puente que pasa sobre el río y que sale en una película de Liam Neesson que se llama "Sin Identidad" que es donde se cae su taxi por el puente. Lo cruzamos y ahí mismo estaba el famoso Muro de Berlín. 

He de decir que soy un poco friki con todo lo relacionado con la 1º y 2º Guerra Mundial, así que os podeís imaginar que para mí, el hecho de pasar y poder tocar el Muro de Berlin con el significado historico que tiene y lo mal que lo tuvieron que pasar esas familias que estuvieron separadas durante décadas era una sensación impresionante, por eso decidimos recorrer casi todo el  tramo entero a pesar del frio que hacía.



El mayor tramo que se conserva de los restos del Muro de Berlín mide 1,3 kilómetros y es conocido como East Side Gallery, la mayor galería de arte al aire libre del mundo.

A lo largo del muro, se pueden ver cientos de graffitis de artistas procedentes de todo el mundo, que trataron de documentar mediante sus obras el cambio producido tras la caída del Muro de Berlín. 









Mediante sus obras expresan una gran sensación de euforia y esperanza por un futuro libre y mejor.
Se pueden encontrar obras realmente buenas a lo largo del muro, pero resultan especialmente llamativas las pinturas del líder ruso Leonid Brezhnev besando a Erich Honecker, líder de la República Democrática Alemana, y la imagen de un Trabant (el coche utilizado en la alemania oriental) atravesando el muro.

Después de pasear durante un buen rato y cuando mi cabeza ya iba a estallar del frío que hacía y el gorro ya no me hacía nada, decidimos poner rumbo al apartamento a recoger las maletas.

Al salir del apartamento, asegurarnos que no se nos olvidaba nada que dejarle al impresentable del primer día, paramos a comer en un restaurante que estaba cerca de la parada de metro de Turmstrasse.

Comimos dos platos de goulash con arroz y salchichas por unos 25 euros con la bebida incluida.

Ahí nos fuimos ya al aeropuerto con la mala para de que al llegar a la estación central de trenes de Berlín el tren hacía el aeropuerto no salía, después de esperar 50 minutos y ver que no había ningún tipo de información decidimos tomar una ruta "alternativa" que nos llevaría más tiempo pero nos asegurábamos llegar. La verdad es que cuando pregunté no me dijeron que tardariamos tanto tiempo en llegar. La cuestión es que tuvimos que coger el metro en dirección aeropuerto de Schonefeld. Así que eran 7 paradas de metro hasta Ostkreuz y ahí hicimos transbordo hasta Berlin-Schonefeld Flughafen que eran 9 paradas de metro más para salir de la estación de metro y coger un bus que no recuerdo el número pero te llevaba también al aeropuerto, eso si, tardando media hora más.

Total, que llegamos al aeropuerto y a la puerta de embarque cuando estaban entrando las últimas 5 personas de la cola. Uff!!! Por los pelos lo perdemos...

Y nada, ahora tocaba viaje de regreso al aeropuerto del Prat y luego 3 horas y media de regreso a casa pero mi madre y yo veníamos encantadas de este ciudad porque la verdad es que aunque es muy nueva (está casi toda reconstruida por los bombardeos de la guerra) es una ciudad impresionante que tiene mucho que ofrecer y tiene una vida impresionante. No es tan apagada como otras ciudades europeas. A nosotras personalmente nos encantó Berlin y no nos importaría volver.

viernes, 25 de septiembre de 2015

Sian Kaan, Muyil, Xcacel, Xcacelito y Akumal

Hola, de nuevo!!!

Pues aquí estoy para contaros la que fue nuestra última excursión en Riviera Maya.

Desde que me planteé viajar a RM sabía que tenía que visitar Sian Kaan pero cuando leí el diario de "Novia Cadaver" en el foro me pareció que hacer esta excursión era mejor para la idea de viaje más tranquilo que llevábamos nosotros en mente. No nos apetecía tener que conducir un jeep por un camino lleno de baches y llegar al hotel con dolor en las espaldas, y más teniendo en cuenta el accidente reciente que había tenido mi recién estrenado marido, así que lo tuve claro desde el principio.

Contratamos este excursión con Andrés de la Mora pero el guía que estuvo con nosotros todo el día fue Manuel. La verdad es que fue una de las excursiones más relajadas de todas las que hemos hecho y lo agradecí de verdad.

Nos recogían en el hotel a las 07:10, así que nos levantamos y nos fuimos a desayunar al bufet del hotel. A la hora acordada ya estábamos en el lobby esperando a que pasaran a recogernos. El problema fue que como en todas las excursiones el taxista había sido tan puntual, después de que pasaran 15 minutos de la hora acordada me empecé a impacientar. Menos mal que cuando ya estaba apunto de llamar a Andrés para preguntarle si ocurría algo, apareció Manuel y nos pusimos en camino hacia los demás hoteles.

La recogida en los hoteles fue bastante normal hasta que llegamos a recoger a tres parejas que se encontraban alojadas en el Bahía Principe. El hotel en cuestión tiene las excursiones con Soltour y pone "algunos" impedimentos en qué sus huéspedes cojan excursiones "ilegales" según ellos.

Una pareja tuvo que salir del lobby para que la recogieramos más hacia fuera porque por supuesto al lobb no nos dejaron entrar y las otras dos parejas tuvieron que salir fuera del recinto para poder recogerlos. Lo más fuerte fue cuando nos querían hacer salir a todos del microbus, eso ya me pareció el acabose. En fin, yo con esta experiencia no iria nunca al Bahía Principe a alojarme.

Después de criticar un poco a los del bahía, nos fuimos ya rumbo a Sian Kaan.

Nada más llegar a Sian Kaan, nos montaron en unas lanchas donde fuimos recorriendo las lagunas. El agua está cristalina y fresquita, así que os podeis imaginar que con el calor que pegaba fue una gozada poder bañarnos. 

Una vez pasamos las lagunas, nos llevaron a los manglares, nos pusimos el chaleco en plan pañal de bebé y nos lanzamos al agua.

Como el agua tiene un poco de corriente vas avanzando sin necesidad de nadar y así te puedes dedicar a admirar el paisaje y hacer fotos cuando te dé la gana.

El recorrido es de 1km que se hace hasta corto de lo agusto que se está ahí dentro metido.









La Reserva de Sian Ka'an (en mayaSian Ka'an‘puerta del cielo’‘lugar donde empieza el cielo’) es un espacio natural protegido que se localiza en la costa caribeña del estado de Quintana RooMéxico. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1987.
La Reserva de la Biosfera de Sian Ka'an (cuyo nombre en maya significa Puerta del Cielo) forma parte de la provincia geológica de la Península de Yucatán, cuya principal característica es la planitud de su relieve y que su superficie está constituida principalmente por piedra caliza, misma que impide la formación de corrientes superficiales de agua y favorece el afloramiento de unos pozos conocidos como cenotes en México. Frente a la costa de Sian Ka'an, en el Mar Caribe , se ubica un complejo de arrecifes coralinos que constituyen el segundo más amplio en su tipo, después de la Gran Barrera de Arrecifes, al oriente de la costa de Australia.
En la costa de esta Reserva de la Biosfera se localizan amplias playas de arena blanca, pequeñas bahías y manglares, entre otros sistemas ecológicos. Cada uno de estos espacios alberga distintos tipos de fauna. El clima es cálido subhúmedo, y la época de lluvias se presenta durante el verano. Debido a su ubicación frente a las costas del Caribe, Sian Ka'an está expuesta a los huracanes que tienen lugar en el mar Caribe entre los meses de junio y noviembre. Debido al deficiente drenaje natural de la zona, en la época de lluvias buena parte de su superficie permanece anegada en el verano. Se pueden encontrar 4 tipos de manglares que son el mangle rojo, mangle negro, mangle blanco y mangle gris.

Después de estar en el agua un buen rato, te recogen de nuevo y vas andando por una pasarela de madera por en medio de los manglares hasta que llegas de nuevo a la lancha.






Una vez ya habíamos hecho el recorrido a Sian Kaan, Manuel nos llevó de camino a Muyil. 

Muyil (también se le conoce por Chunyaxché) es el nombre de un yacimiento arqueológico maya ubicado en el estado de Quintana Roo, en la península de YucatánMéxico, cerca del sitio de Tulum y dentro de la reserva de la biosfera de Sian Ka'an en el municipio de Felipe Carrillo Puerto.
Muyil fue un sitio habitado durante el periodo clásico mesoamericano por los mayas, posiblemente los itzaes, cuando este pueblo emigró del Petén guatemalteco hacia el norte, hacia elsiglo IV dC. Se han encontrado artefactos y piezas de cerámica que han sido datados en fechas tan remotas como el año 350 aC y aparentemente se mantuvo habitado hasta los años de 1200-1500, poco antes o hasta la llegada de los conquistadores españoles.
Las ruinas de Muyil son un ejemplo de la arquitectura del Petén con cierta resemblanza arquitectónica con los vestigios de Tikal en Guatemala. Su emplazamiento lacustre —propiamente en la laguna de Sian Ka'an— le daba al lugar una posición estratégica en la ruta comercial de los mayas a lo largo de la costa y a través de una red de canales de esta región, que es hoy parte de la zona turística del Caribe mexicano. Entre los bienes intercambiados a lo largo de esta ruta estaban el jade, la obsidiana, el chocolate, la miel de abeja, las plumas y desde luego la sal.
Se estima que una de las principales ciudades servidas por este comercio y que posiblemente controlaba regionalmente el tránsito comercial era Cobá (a unos 40 km al noroeste) con la cual Muyil sostuvo nexos importantes.

En Muyil, Manuel nos hizo el recorrido y nos fue explicando curiosidades sobre los restos arqueológicos pero también sobre la flora y la fauna que se pueden encontrar en el lugar. A mí personalmente me hizo la excursión muy entretenida pese al calor y a las picaduras de mosquitos.







Por cierto con los mosquitos he tenido bastante suerte porque me picaban pero no me han salido ronchas importantes a excepción de uno en el cuello que se me notaba más pero mi mirado llegó a España con bastantes picaduras, pese al relec que nos poníamos de vez en cuando.







De Muyil nos fuimos a Xcacel. Xcacel es una playa virgen que es donde van a desovar las tortugas. La playa en cuestión estaba llena de estacas. Bajo las estacas en donde están los nidos de tortuga, así que teníamos que tener cuidado para no pisar ninguno porque se rompen fácilmente.


Estuvimos viendo un poco la playa que debe de ser preciosa, pero como ya sabeis en la época que hemos viajado nosotros las playas públicas, incluida Xcacel, estaban llenas de sargazo y eso hace que no se vean tan bonitas como lo son de normal.
                                       Esta es una imagen de Xcacel sin sargazo sacada de Google



Justo al lado de esta playa está Xcacelito que es un cenote de agua dulce que conecta con el mar y está a unos 200 metros de la playa. Ahí si que pudimos darnos un buen chapuzón y refrescarnos antes de ir a comer.








Después de refrescarnos nos volvimos a subir al bus para poner rumbo a Akumal.


Akumal (en idioma maya: Akumal, ‘Lugar de tortugas’)? históricamente es el primer destino turístico de la franja costera de la península de Yucatán bañada por el Mar Caribe. Originalmente era una enorme plantación de cocoteros propiedad de don Argimiro Argüelles hata 1958 cuando la descubrió el CEDAM (Club de Exploración y Deportes Acuáticos de México, un exculsivo club de buceo. Akumal fue sede de esta agrupación cuyo interés era la búsqueda de tesoros submarinos.
Pablo Bush Romero, uno de los fundadores de CEDAM, compró miles de hectáreas en los alrededores de Akumal dando inicio de esta manera a la fundación de la población de Akumal. Mucho antes de que Cancún estuviese en los planes del gobierno mexicano como respuesta a la desaparición de Cuba como destino de placer para los estadounidenses, Romero sobrevoló las costas del hoy Estado de Quintana Roo y eligió la bahía de Akumal como su futuro lugar de residencia.
En los años sesenta, antes del proyecto de Cancún, la costa de Akumal era accesible solo por vía marítima.
Hacia finales de 2007 e inicios de 2008, se dio el proceso de conformación de un nuevo municipio dentro del territorio hasta entonces perteneciente a Solidaridad y que tendría como cabecera a la ciudad de Tulum, la población de Akumal se manifestó inicialmente en contra de la posibilidad de ser incluida en el territorio del nuevo municipio, sin embargo, finalmente el 22 de febrero de 2008 el Congreso de Quintana Roo aprobó el anteproyecto mediante el cual se erige el municipio de Tulum incluyendo a Akumal, lo cual fue finalmente aceptado por sus habitantes.2
Akumal fue considerado para ser desarrollado como un megadestino turístico antes del inicio de Cancún, pero fue descartado por la gran cantidad de mosquitos producidos en los humedales cercanos.


Nada más llegar a Akumal nos fuimos al centro de buceo para contratar la excursión de snorkel en Akumal con guía, ya que como íbamos a estar poco tiempo preferíamos ir a lo seguro. Esta excursión nos costó 250 pesos por persona (equipo y guía incluido). Si solo cogías el chaleco que era lo que nosotros no llevábamos tenías que pagar 75 pesos por persona, así que por un poco más cogimos el guía.



De ahí podías llevar el picnic para comer en la playa o comer en uno de los chiringuitos que hay al lado de la arena. Nosotros como no llevábamos comida decidimos comer en un chiringuito y la verdad es que mereció la pena. Nos pusieron unos nachos con pico de gallo y con chile habanero para picar, dos coca-colas, una hamburguesa de mero con salsa tártara y una doble hamburguesa de ternera con bacon y chile nos costó 450 pesos. Para en nivel de vida de México es un poco caro pero teniendo en cuenta el lugar, las vistas desde el chiringuito y que para los españoles es precio de menú del día me pareció muy bien y además, estaba todo buenísimo.





Manuel nos dejó casi una hora para comer, así que a las 15:30 estábamos ya en el centro de buceo para ponernos el equipo y salir a nadar.








La actividad de snorkel duraba una hora y vimos 5 o 5 tortugas, 3 mantas rayas, peces de un montón de tipos, etc. Yo disfruté como una enana y se lo recomiendo a todo el mundo.


Después de acabar el snorkel, nos duchamos un poco para quitarnos la sal del agua y la arena, nos subimos al bus y nos fuimos hacia los hoteles.
Una vez llegamos al hotel nos fuimos directos al bufet a cenar, luego ducha y cama que estábamos cansaditos.

Como os he dicho al empezar esta etapa, hoy era nuestra última excursión en RM. Al día siguiente y al otro aprovechamos para ir a Playa del Carmen a comprar los últimos regalos y a disfrutar de las instalaciones del hotel.

Así que espero que os haya gustado mi diario de Riviera Maya. Lo he intentado hacer y explicar lo mejor posible y espero que nos veamos pronto porque eso significará que he decidio seguir acabando mis diarios pendientes o mejor aún, que he hecho un nuevo viaje a alguna parte maravillosa de nuestro mundo.
GRACIAS POR LEERME!!!

jueves, 24 de septiembre de 2015

Isla Contoy e isla Mujeres

Hoy era nuestro quinto día Riviera Maya y hacíamos una de las excursiones que más ilusión me hacían por que por fin, iba a poder ver el Caribe en estado puro.

No recuerdo si lo he comentado antes (creo que si) pero nosotros hemos viajado al Caribe en una mala época, pues las playas están llenas de un alga llamada sargazo que hace que el agua no sea tan cristalina como es de normal y que en playas públicas como la de Tulum, desaparezca el turquesa de la foto, aunque de todas formas yo seguiría recomendando viajar a esta zona, pues tiene muchas más cosas que ofrecer.

Yo estaba ansiosa por llegar a Isla Contoy que es de las únicas zonas de la Riviera Maya que se libra del sargazo.

Hoy nos recogían a las 07:40, era uno de los pocos días que no teníamos que hacer un madrugón considerable porque al ir a Puerto Juarez que está cerca de Cancún, nuestro hotel era de los últimos en recoger.

En la excursión de hoy volvíamos a tener a Leandro como taxista, así que una vez ya nos habían recogido a nosotros que éramos los últimos, nos pusimos rumbo a Cancún.

Llegamos a Puerto Juarez sobre las 9:00 y estuvimos esperando un rato mientras íbamos al baño, nos embadurnamos de cremas, repelente y demás potingues hasta que de repente vino una mujer y nos dijo: Ya podeis subir a la lancha.

La verdad es que nuestra lancha era la mejor de todas. Era en plan "miniyate" y nuestros patrones del barco nos hicieron la excursión muy animada.

Nada más subir nos empezaron a repartir el equipo de snorkel para ir ya preparados y arrancaron motores dirección barrera de coral.

El Sistema Arrecifal Mesoamericano, también conocido como el arrecife mesoamericano, y a menudo abreviado SAM, es un arrecife de coral que se extiende sobre aproximadamente 1000 km, a lo largo de la costa caribeña de MéxicoBeliceGuatemala y Honduras.
El Sistema Arrecifal Mesoamericano es el mayor arrecife de coral en el hemisferio occidental y el segundo arrecife más grande del mundo después de la Gran barrera de coral enAustralia.

Cuando llevábamos unos 45 minutos de trayecto y en el mismo momento en qué o parábamos o echaba el "arroz con habichuelas de la gozadera" por la boca, llegamos al arrecife. Nos pusimos las aletas y nos lanzamos al agua. Menos mal!!! Fue lanzarme al agua e ir remitiendo el mareo poco a poco.

Nuestro guía de snorkel nos fue guiando por el coral y estuvimos haciendo snorkel en mitad del caribe durante una hora más o menos. Yo estaba disfrutando como una niña, aunque mi marido no tanto porque el mareo no se le iba.





Hicimos todas las fotos que pudimos y de nuevo al barco. La sensación de ir haciendo snorkel en medio de mar Caribe, con ese agua tan limpia y el barco que nos iba siguiendo e iba poniendo musiquita de perreo para animarnos mientras estábamos en el agua molaba que flipas!!





Subimos de nuevo al barco y en unos 20 minutos, siempre aproximadamente porque ni rastro de reloj y ni mirarlo en todo el rato, llegabamos por fín a Isla Contoy y ahí fue cuando empecé a flipar de verdad. La playa a la que accedes con el barco de Isla Contoy, que es la misma donde luego te bañas y pasas el rato es el agus más limpia que he visto en mi vida. Está llena de palmeras y se veían todos los peces, hasta los que eran transparentes!!! Eso si que es caribe y lo demás son tonterías!!

Bajamos del barco, cogimos los bártulos y los dejamos debajo de una palapa y nos fuimos a darnos un chapuzón. tengo que decir que las fotos no le hacen justicia porque en persona es mucho más bonita todavía.




Después de estar un buen rato bañándonos en el agua, nos fuimos a ver los manglares, la torre de vigilancia y el lago que hay en la reserva de pájaros y ahí fue cuando servimos de comida a los mosquitos porque nos llenaron de picotazos.














Isla Contoy, es una pequeña isla mexicana que se encuentra en el estado de Quintana Roo, aproximadamente a 30 km al norte de Isla Mujeres. La isla tiene 8.75 km de largo, y de 200 a 700 m, 500 m en promedio de ancho, cuenta con una área de 230 ha. de superficie terrestre.
Desde 1961 la isla esta protegida por el gobierno mexicano, y fue declarada parque nacional en 1998, también se le ha conocido como "La isla de los pájaros". Al sur de la isla se encuentra el arrecife Ixlaché que forma parte de la segunda barrera de arrecifes más grande del mundo.

La palabra Contoy tiene dos posibles orígenes: de los vocablos mayas Kom (bajo o rehollado) y To´oy (abrigo) términos relacionados con las aguas bajas aledañas a la Isla que brindaban refugio a los marinos; o del vocablo Pontó que en Maya significa Pelícano.

En el lado oriente de la isla predominan dunas arenosas cubiertas de arbustos y árboles, el lado occidente se encuentra interceptado por lagunas de agua salada y poca profundidad, en las que prolifera una gran cantidad de fauna marina.Se ubica en la proximidad de la unión de las aguas del mar Caribe y de las aguas del Golfo de México, en donde existe una mezcla de corrientes que arrastran una gran cantidad de nutrientes, ideales para la alimentación de las especies marinas.


Cuando era las 13:00 horas el capitán del barco nos avisó para que pasáramos a comer en una de las palapas que nos había enseñado antes de bajar. La comida era pescado, pollo, guacamole, tortitas de maíz, pico de gallo y verduras tipo ensalada. No hice fotos de la comida pero estaba muy, muy buena. De postre te dan fruta y de bebida tienen agua, refrescos y cervezas. Ah!! En el barco durante todo el día tienes refrescos, agua y cervezas para beber todo lo que quieras.





Comimos de maravilla y al agua de nuevo, ahí en el playa estuvimos hasta las 14:50 que fue cuando nos tuvimos que subir de nuevo al barco. En isla Contoy no te dejan estar pasadas las 15:00 horas, así que a las 15:00 ahí ya no quedaba ni el tato.

Después de isla Contoy, tocaba Isla Mujeres. El trayecto dura unos 20 minutos más o menos y los barcos atracan en la playa norte. Nos dejaban una hora para estar en isla mujeres, y como estábamos un poquito cansados de sol durante todo el día, decidimos pasear por las calles, ver las tiendas, el ayuntamiento y todo lo que nos dio tiempo en esa hora. 







A las 16:30 ya estábamos de nuevo en el barco rumbo a puerto Juarez. Cuando llegamos, le dimos una propina entre todo el grupo al patrón del barco que nos había hecho pasar un día estupendo y nos bajamos a buscar a Leandro para que nos llevara de nuevo a nuestros hoteles.

Al llegar a nuestro hotel, nos despedimos del grupo porque al día siguiente hacíamos nuestra última excursión y sabíamos que con ellos ya no coincidiríamos, ya que aunque ellos iban a Akumal al día siguiente por su cuenta y nosotros lo hacíamos con excursión era más díficil encontrarse.

Llegamos al hotel, nos volvimos a dar un chapuzón en la piscina para refescarnos, nos duchamos y nos fuimos a cenar al bufet Adelita que al día siguiente nos recogían de nuevo a las 7:00 de la mañana.